COVID-19: Transmisión, Síntomas y Medidas de Prevención

 ​COVID-19

El COVID-19 es una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona y que puede causar diversos síntomas. El nuevo virus se llama SARS-CoV-2, pero la enfermedad que causa este virus recibe el nombre de COVID-19.  Todos, especialmente los adultos mayores y otras personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente como aquellas de cualquier edad que padezcan de una enfermedad crónica, deberían tomar medidas para protegerse del COVID-19.

 TRANSMISIÓN

Se cree que el virus se propaga principalmente de persona a persona.
  • Entre personas que están en contacto cercano (a una distancia de hasta aproximadamente 6 pies).
  • A través de gotitas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.
  • Estas gotitas pueden terminar en la boca o en la nariz de quienes se encuentran cerca o posiblemente ser inhaladas y llegar a los pulmones.
  • Algunos estudios recientes sugieren que el COVID-19 puede propagarse a través de personas que no presentan síntomas.

 SÍNTOMAS

Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus. Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente. Las personas con los siguientes síntomas podrían tener COVID-19: 
  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Fatiga
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
  • Dolor de garganta
  • Congestión o moqueo
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad seria para respirar, fallo renal o incluso la muerte. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma.  

 MEDIDAS DE PREVENCIÓN

La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Tome medidas para protegerse:
  • Si tiene que salir de la casa, use una mascarilla o pañuelo que cubra la boca y nariz.  
  • Mantenga 6 pies de distancia de otras personas.
  • Lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de haber estado en un lugar público, o después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Si no tiene agua y jabón puede usar un desinfectante de manos o "hand sanitizer" con al menos 60% de alcohol. 
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos.
  • Si tose o estornuda hágalo en la parte interna de su codo (no en las manos) o utilice un pañuelo de papel y deséchelo después de usarlo. 
  • Evite estar en contacto con personas enfermas.
  • Si usted se siente enfermo no salga para evitar enfermar a otros; quédese en su casa.
  • Limpie y desinfecte los objetos y superficies que se tocan con frecuencia.


Al usar una mascarilla de tela o algún tipo de cubierta para la nariz y boca:
  • Asegúrese que pueda respirar correctamente con la mascarilla o cubierta para la nariz y boca
  • Úsela siempre en lugares públicos 
  • La mascarilla de tela o cubierta tiene que ajustarse a la orejas y debe cubrir la boca y la nariz
  • A la hora de quitarse la mascarilla o cubierta, no se toque los ojos, nariz y boca. Lávese las manos después de quitarse la mascarilla o cubierta
  • Lave la mascarilla de tela después de usarla
  • Los menores de 2 años, así como las personas con dificultad para respirar o que por algún motivo no puedan quitarse la mascarilla sin asistencia, NO deben usarla
  • No use mascarillas quirúrgicas, son para los profesionales de la salud
Las mascarillas son efectivas solo cuando se usan en combinación con el lavado de manos con un desinfectante a base de alcohol o agua y jabón, frecuentemente.

Para más información, visite: Cómo puedo hacer una mascarilla de tela

R

 TRATAMIENTO

Actualmente, no existe un tratamiento antiviral específico para el COVID-19. Las personas enfermas reciben tratamiento para aliviar los síntomas. La mayoría de las personas se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

Los antibióticos no son eficaces contra ningún virus, solo contra las bacterias. El COVID-19 es un virus, por lo tanto no se debe usar antibiótico como tratamiento para esta enfermedad.


Página actualizada el  3 de julio de 2020